Nuestro Sol no es el único “sol” en el universo (Sol)

Publicado el 20-04-2012
Nuestro Sol no es el único “sol” en el universo

Se trata de una estrella de tipo amarilla de tamaño medio a la que los científicos llamaron Sol, nombre que ya se le daba al astro en la antigua Roma.



Por eso, nuestro sistema de planetas recibe el nombre de Sistema Solar. Aunque a nosotros nos parece único, existen miles de millones de otras estrellas iguales a él en el universo y muchas de ellas tienen sus propios sistemas de planetas, lunas, asteroides y cometas.

El Sol nació en una vasta nube de gas y polvo hace alrededor de 5 millones de años. En las nebulosas, estas masas de gas y polvo, de hecho, es donde la mayoría de las veces nacen las estrellas. Durante muchos millones de años, el gas y el polvo comenzaron a caer en un centro común bajo la fuerza de su propia gravedad. En el centro se fue formando una masa en cuyo interior se generó una enorme cantidad de calor y presión y a medida que crecía la masa, el calor y la presión aumentaban. Cuando alcanzaron una temperatura de un millón de grados, su núcleo se inflamó creando una fusión de su núcleo. Cuando esto sucedió, el Sol comenzó a producir su propia luz, su calor y su energía.

El Sol es con mucho el objeto más grande del Sistema Solar. El 98% de toda la materia del sistema se concentra en este astro, es decir, que entre todos los planetas, lunas, asteroides, astros menores, cometas, gas y polvo combinados forman el 2% restante. El Sol es tan grande que la Tierra podría encajar fácilmente dentro del Sol un millón de veces.

La Luna


La Luna

La Luna es el satélite natural de la Tierra, el único que posee. Refleja la luz que recibe del Sol, ya que no posee luz propia, pero ésta se refleja de manera diferente según donde se encuentre.

Restos de meteoritos en La Tierra


Restos de meteoritos en La Tierra

Si alguna vez has tenido la oportunidad de tener en la mano una roca de meteorito habrás notado que las rocas espaciales son diferentes a las que encontramos en la tierra.

Los cometas no viven mucho tiempo


Los cometas no viven mucho tiempo

Imagina un lugar lejos, muy lejos en el borde del Sistema Solar. Un lugar donde millones de cometas se pueden verse volar en todas direcciones.