Nuestro Sol no es el único “sol” en el universo (Sol)

Publicado el 20-04-2012
Nuestro Sol no es el único “sol” en el universo

Se trata de una estrella de tipo amarilla de tamaño medio a la que los científicos llamaron Sol, nombre que ya se le daba al astro en la antigua Roma.



Por eso, nuestro sistema de planetas recibe el nombre de Sistema Solar. Aunque a nosotros nos parece único, existen miles de millones de otras estrellas iguales a él en el universo y muchas de ellas tienen sus propios sistemas de planetas, lunas, asteroides y cometas.

El Sol nació en una vasta nube de gas y polvo hace alrededor de 5 millones de años. En las nebulosas, estas masas de gas y polvo, de hecho, es donde la mayoría de las veces nacen las estrellas. Durante muchos millones de años, el gas y el polvo comenzaron a caer en un centro común bajo la fuerza de su propia gravedad. En el centro se fue formando una masa en cuyo interior se generó una enorme cantidad de calor y presión y a medida que crecía la masa, el calor y la presión aumentaban. Cuando alcanzaron una temperatura de un millón de grados, su núcleo se inflamó creando una fusión de su núcleo. Cuando esto sucedió, el Sol comenzó a producir su propia luz, su calor y su energía.

El Sol es con mucho el objeto más grande del Sistema Solar. El 98% de toda la materia del sistema se concentra en este astro, es decir, que entre todos los planetas, lunas, asteroides, astros menores, cometas, gas y polvo combinados forman el 2% restante. El Sol es tan grande que la Tierra podría encajar fácilmente dentro del Sol un millón de veces.

Originalmente una nube gigante de polvo y gas


Originalmente una nube gigante de polvo y gas

El Sistema Solar está formado por todos los planetas que orbitan alrededor de nuestro sol, y además de estos, se compone de lunas, cometas, asteroides, planetas menores, polvo estelar y gas.

Por qué brillan las estrellas


Por qué brillan las estrellas

Todos nos hemos preguntado alguna vez de dónde sacan tanta energía las estrellas para brillar y que se vea su brillo a tanta distancia.

Tierra


Tierra

En la mitología astronómica, su nombre griego era Gea, casada con Urano y madre de las montañas, valles, arroyos y todas las formaciones de la tierra.